miércoles, 20 de abril de 2011

@ Italia

Con motivo de la tarea número 3 y bajo la consigna de leer un apartado del modulo bibliográfico de la materia y basándonos en la clase número 4, debíamos preparar una presentación oral de 6 minutos aproximadamente.
La misma debía tener un tema, que era a elección y podía ser una experiencia personal, una anécdota o mediante un objeto importante para nosotros contar el porqué de ese objeto.
Debíamos completar una guía que debíamos bajar del aula virtual antes de la presentación y una parte luego de la misma.
Finalizada la clase, la tarea no terminaba, ya que debíamos crear un post para nuestro blog a parte del de la clase correspondiente de cada semana, y luego, comentar los posts de cada uno de nuestros compañeros “evaluando” el paso de cada uno de ellos al frente, para lo cual tuvimos que tomar nota durante sus exposiciones.
Teniendo una semana por delante, desde el momento en que se enunció la tarea, pensé, pensé, dilucidé, discutí con mi yo interior, con mi memoria, mis recuerdos y varias veces estuve a punto de elegir un tema, elegir un objeto, una experiencia personal, una anécdota, pero de todos los temas que me venían a la cabeza, había dos que eran los que siempre estaban latente, y que me parecían que eran con los que más cómoda me iba a sentir a la hora de exponer. Y éstos eran: por un lado, mi experiencia de vivir un año en Italia, y la otra, era el amor incondicional que siento por mis sobrinos y ahijados y cómo ellos son la razón de mi felicidad y de mi vida.
Así fue como durante varios días estuve pensando y llegué a un punto dónde me dí cuenta la estrecha unión que había entre ellos, y fue ahí donde decidí elegir no sólo contar mi experiencia de haber vivido a los 3 años en Italia, sino también de poder relacionarlo con estos angelitos, ya que cuando era chica, por extrañar a mi familia, me enfermé de la tristeza y mis papás decidieron volverse, y hoy doy gracias a la vida y a ellos por esa decisión, porque si no hubiese sido por ellos, yo hoy no podría compartir la vida con éstas personitas maravillosas.
Entonces decidí escribir en un borrador que fuera para mí, los temas claves que quería abordar en esos 6 minutos, los preparé, los dividí en las etapas de Presentación, Desarrollo y Cierre que el profesor planteaba en la guía, lo expuse oralmente frente a un espejo controlando el tiempo con un cronómetro, lo leí varias veces para recordar esos puntos importantes, y hasta preparé dos láminas, una con fotos de mi querida Italia y otra con fotos con mis amados sobrinos para presentar en clase.



En ese momento me dí cuenta que lo que quería transmitir con mi exposición no era sólo un momento de diversión, sino también dejar una reflexión acerca de cómo nos damos cuenta cuando estamos lejos, del valor de la familia, de los afectos, y a veces por tonterías lo dejamos pasar.

Y de esta manera, pasó la semana y llegó el día tan esperado, tan ansiado, tan temido. Llegué a la facultad, imprimí mis afiches, pegué cuidadosamente mis fotos de Italia, completé la guía y entré a clase. Quería ser la primera en pasar, pero de golpe todos los nervios se aparecieron juntos como un terremoto bajo mis pies, me temblaba todo, tenía mucho calor, me transpiraban las manos y eso que no suelo ponerme nerviosa, pero el hecho de saber que me iban a estar evaluando no lo que decía, sino cómo lo hacía, me daba TERROR. Pero empezaron a pasar los chicos y me fui relajando, hasta que llegó mi turno, y me sentí en mi salsa, muy cómoda, muy tranquila, pero sabiendo tanto de mi experiencia, me dejé llevar, hable muy rápido y mi exposición, de 6 minutos, se terminó reduciendo a 3, realmente un HORROR para mi gusto. Me hubiese gustado hablar un poco más pausado, para no sólo disfrutarlo más yo, sino también para que lo hicieran mis compañeros, mi profesor, y para poder decir todas las cosas que había pensado.
De todos modos, creo que por otro lado, no estuvo tan mal mi presentación, ya que mi tono de voz es un tanto elevado y claro, y me moví por el espacio y miré a mis compañeros, pero leyendo el post de Esteban sobre la clase 5, dónde hizo una pequeña descripción de cada uno de nosotros, leí que movía mucho los pies, y no entendí a lo que se refería, para mi no había pasado, de hecho, hasta que no observé detenidamente la filmación de mi presentación, no reparé en el detalle de mis piernas, me pasó totalmente desapercibido, es que no puedo estar quita!! Es un tremendo problema que no se como voy a hacer para solucionarlo, pero de alguna u otra manera lo voy a lograr, porque claramente que era un TREMENDO ruido entre mis compañeros/profesor y yo.

Sin mucho más para decir, después de semejante auto-crítica no tan alabadora sobre mi presentación, les dejo mi captura del oral, para compartirlo con todos ustedes y espero ansiosa las críticas constructivas que sé que me van hacer mis compañeros.

video

Hasta la próxima, Naty.

6 comentarios:

  1. Hola Natalia. Para mi eres una de las mejores oradoras de la clase, en mi entrada trate de poner algo bueno y algo "no tan bueno" de los compañeros.

    Como decía en mi blog, me gusto el excelente tono de voz diverso que usaste, muy buenas tus experiencias, te notaba tranquila al hablar de algo super personal. En cuanto a tu mirada, me pareció que estaba consciente del público y en ningún momento llego a intimidarnos. Para finalizar, lo de los de tus pies, me refería a que de pronto percibía un movimiento en uno de tus pies que desviaba mi atención a ese punto.

    En general, me gusto mucho tu presentación(técnicamente) y la manera en que nos mostraste tu parte humana fue excelente. Saludos a tus sobrinos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Naty! sabes que te había escrito el mismo día que a los otros chicos pero nose porqué no aparece mi comment acá ni en el de esteban jaja...
    Me gustó mucho tu presentación ya que me sentí identificada por el hecho de que ahora estoy lejos de mi familia. Tienes mucha razón en eso de que uno no valora las cosas hasta que no las tiene. Pero bueno, así somos :s
    Me parece que te expresas muy bien, con mucha naturalidad y tienes un bueno tono de voz, también estuvo bueno llevar fotos!
    Sólo me pareció que te movías mucho pero estuvo todo genial :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Naty, me acabo de dar cuenta que el comment que te había dejado al otro día que diste el oral no se posteó y me da ira no saber por qué!!!
    Pero bueno nada, lo vuelvo a postear...paso a comentarte que fuiste vos la que me tocó evaluar, y lo que pude ver al momento que pasaste a exponer tu anécdota fue que te sentiste muy segura y estabas muy tranquila. Me conmovió bastante lo que contaste debido a que eras muy chiquita y creo que yo teniendo esta edad también me enfermaría porque odiaría estar lejos de mi país y la gente que quiero. Con respecto a tus gestos, estuvieron correctos y lo que contaste fue bien relatado y muy cronológico. Lo único que noté como inperfección pequeña, fue que por ahí te quedaste contando la historia siempre en el mismo lugar y como que no recorriste otros lugares del salón, y también que hablás bastante rápido como yo y eso a veces puede llegar a perjudicar el discurso (lo digo porque soy atolondrado también jaja). Pero después en general estuviste re bien y me gustó mucho también que hayas traído fotos! Lo que sí yo las hubiera pegado en el pizarrón durante toda la exposición para que las tengamos bien presentes!
    Bueno creo que nada más, te felicito y gracias por tu post tb! Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. sinceramente pido disculpas, no se que pudo haber pasado con los comentarios, porque de hecho nunca me llegaron los mails con los comentarios que habian hecho =(
    alejandra tambien me dijo lo mismo y la verdad que no se que pudo haber pasado =( a veces la tecnologia me juega malas pasadas, no se si habré editado la entrada y se borraron o que, después le preguntaré a Alberto que el está más canchero con esto de los blogs.
    Muchas gracias a los tres por las "críticas" esta bueno que a uno nos marquen los errores para corregirlos
    nos vemos en un rato

    ResponderEliminar
  5. Hola Natalia, tu presentación me pareció muy buena, al igual que el tema, como ya sabes fue de mucha ayuda ya que gracias a lo que contaste pude inspirarme y explicar lo mio. En cuanto a las posturas y gestos, estuviste muy bien, se te notaba muy tranquila, el tono era perfecto. Otra cosa positiva fueron las láminas que hiciste, que sirven mucho para ayudarte y que nosotros podamos meternos mas en el tema. No hay mucho que decir ya que fue una exelente presentación, felicitaciones.

    ResponderEliminar
  6. Natalia, Muy buena tu presentación. Me gustó mucho tu buena onda. Eso creo es natural tuyo, no se imposta para una presentación.
    La única mejora que yo te pensaba proponer es contraria a lo que otros pusieron, así que tal vez me equivoque. Se refiere al tono de la voz; me pareció que era constante en relacion a la variedad de sentimientos que exponías.
    Fijate, como otros dijeron lo contrario puede ser una impresion mía.

    Felicitaciones por la presentación.
    Saludos!

    ResponderEliminar